Lifestyle

Bienvenida al crecimiento personal

crecimiento personal baballa

El pasado día de la madre hice un post que gustó bastante. Te hablaba de un ejercicio que me había hecho mi coach Patricia para ayudarme.

Por los comentarios en redes sociales, mails y algunos en la calle 🙂 mucha gente hizo el ejercicio les gustó.

Eso de “mi coach” suena de coña, pero es así, es mi coach y me ayudó muchísimo.

Sigo inmersa en un proceso de coaching con Patri, así que le propuse hacer una colaboración en el blog, poder compartir contigo algunos ejercicios que hago con ella. Fui muy feliz el día que me dijo: por supuesto.

Voy a hacer una puntualización antes de seguir: no soy coach, ni tengo intención de serlo.

He hecho 2 procesos de coaching con Patricia y durante ambos hicimos ejercicios muy interesantes que quiero compartir contigo.

Una vez dicho esto, aquí va el primero de los que espero sean muchos post sobre el crecimiento personal

Pongámonos en situación:

No tolero que nadie me trate mal, acepto las críticas, acepto que se me digan las cosas, exijo respeto de todas las personas que tengo enfrente y yo por supuesto hago lo mismo con el prójimo. Educo a mis hijos para que ellos hagan lo mismo.

En estas estoy cuando me doy cuenta de que esto no es del todo cierto y de que si hay una persona que me está tratando precisamente como yo no quiero que me traten, y adivina qué, ¿quién es esa persona? Yo.

  • Que me olvido de llevarle la merienda a los niños- ¡qué desastre Lucía, los niños tienen que comer bien, bla, bla, bla, mañana acuérdate!
  • No tienes la cena pensada y son las 8.00 de la tarde-Lucía qué desorganización…
  • El blog está bien pero seguro que podía haber quedado mejor-Qué mal, si ayer hubieses trabajado un par de horas más…

Podría seguir y seguir, como ves todo pensamientos muy agradables y tratándome a mi misma genial.

Ante tal panorama, Patricia me propuso utilizar un borrador universal, el pero, ella lo llama cerrar el episodio, yo cerrar el círculo 🙂

¿de qué se trata?

Una vez identificado este pensamiento negativo (qué desastre… bla, bla, bla) debo escribirlo en una libreta y seguir el pensamiento con un pero y acabar la frase siempre en positivo y con el foco puesto en el futuro.

Sería algo así:

Soy un desastre (me olvidé de la merienda), pero soy una madre estupenda que cuida a sus hijos genial, les da cariño y gracias a la organización de los menús cada día comen mejor y más sano.

Después del pero viene todo lo bueno…

Así con cada pensamiento no agradable que tengo sobre mi misma, aplico un pero…

Ahora viene lo mejor, esto no puede ser de boquilla

  • Tiene que ser escrito con lápiz y papel, así que allá voy con mi libreta a todas partes
  • Tiene que ser en el momento que tienes ese pensamiento, no vale que lo hagas al llegar a casa

Al principio quizás digas..no tengo tantos pensamientos de este tipo, y ojalá no, quizás esto te parezca una tontería, pero si te pones y los identificas seguro que habrá más de uno.

¿ha funcionado en mi caso? ¿me trato mejor?

Sí, me trato mejor, soy menos exigente conmigo misma, así que sigo con mi libreta allá donde vaya.

El día que me muera y mis hijos encuentren la libreta, será como en la pelis, descubrirán a una nueva madre a través de lo escrito.

Pero te decía que esto es una colaboración, y por eso yo cuento la parte práctica y Patricia en su blog te cuenta el por qué de todos esto y como funciona esto de cerrar el círculo episodio.

Nos encantará saber si te gustan este tipo de post. Tenemos muchas ideas preparadas así que espero que os guste esta nueva sección de crecimiento personal.

Pd. Aviso a navegantes, una vez que empiezas ya no hay vuelta atrás 🙂

Guardar

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply Josune octubre 6, 2017 at 11:16 am

    Me parece que eres una persona muuuyyyyy generosa!!
    Gracias por compartir!

  • Reply Lucía octubre 6, 2017 at 11:59 am

    ¡Gracias por compartir tu experiencia Lucía!

  • Reply Sonia Pica Pecosa octubre 6, 2017 at 1:05 pm

    ¡¡Lucía genial!!

    Qué buena idea y qué bien nos va a venir a todos, especialmente me temo a las madres, que somos especialistas en cargar con todas las culpas del universo.

    Un beso,
    Sonia

  • Reply miren | de lunares y lunas octubre 6, 2017 at 1:15 pm

    ¡me encanta la propuesta! justamente es tu PD lo que estaba pensando.. que esto tiene pinta de que cuando haces pop, no hay stop… pero oye, que una lleva bolso grande para la agenda, la merienda de los niños, etc.. así que una libretilla más… ¡gracias por compartir y deseando seguir leyendo! xxx

  • Reply Raquel octubre 7, 2017 at 12:02 am

    Me encanta este tema Lucía! Creo que nos va a venir muy bien a todas. Gracias por compartirlo!

  • Reply LUCIA octubre 8, 2017 at 6:24 pm

    me parece una idea magnífica, como no tengo niños, pasará a ser mi favorita del blog. Gracias mil

  • Reply Arantxa Martin octubre 9, 2017 at 5:22 am

    Me ha encantado que necesario es valorarnos porque además de por nosotras porque somos su espejo, su ejemplo a seguir y yo quiero que sean felices y que se cuiden y se/les respeten, bravo Lucia me encanta la iniciativa esperando el siguiente ejercicio ;D

  • Leave a Reply